MAS gana respaldo en el oriente, pero mengua votos en occidente

Página siete.- El Movimiento Al Socialismo (MAS) perdió votos en los departamentos  del occidente del país, mientras que en los del   oriente ganó respaldo electoral, según una comparación de resultados electorales de las elecciones  de 2009 con los  del domingo pasado.
En promedio, en las regiones  del occidente, Evo Morales perdió por encima de 10 puntos porcentuales.  Los departamentos de La Paz, Oruro y Potosí son donde se presenta un escenario de merma en votación para el partido de Morales.
En los comicios de 2009, en La Paz el MAS ganó con el 80,3% de votos (la cifra más alta a nivel departamental en su historia). No obstante,  en las elecciones del 12 de octubre pasado, el partido de gobierno obtuvo 68,9%, lo cual significa una pérdida del 11,4%.
El  respaldo electoral del MAS en Oruro bajó en un 13,1%. En las elecciones de 2009, el partido oficialista obtuvo el 79,5%, mientras que en las elecciones del pasado domingo logró el 66,4%.
En el departamento de Potosí, el apoyo electoral del MAS  bajó en 8,8%, pasando del 78.3%, en 2009, al 69.5%, registrado en las elecciones del 12 de octubre pasado.

A pesar de estas cifras, Oruro y Potosí son las plazas fuertes del oficialismo  a nivel nacional, porque a pesar de registrarse un descenso, en esos departamentos  el MAS aún  ostenta los mayores porcentajes de respaldo, respecto al resto de los departamentos.
En la otrora “media luna”

En cambio, otro es el panorama en oriente. En la llamada “media luna”,  el MAS se hizo fuerte, y si bien no logró triunfar en Beni, sí llegó a superar  la barrera del 50% en los departamentos de Tarija y Pando.
El partido gobernante logró que sus votos evolucionen desde 2002 hasta 2014 en Santa Cruz de 10,2% a 49%; en Beni de 3,2% a 41,5%; en Pando de 2,9 a 52,1% y en Tarija de 6,2% a 51,7%. De esta manera, el MAS logró mayoría  en tres de  estas plazas, que antes eran consideradas bastiones electorales de la oposición.
Para el senador oficialista René Martínez estos resultados reflejan lo que se había previsto antes de las elecciones del 12 de octubre: la aquiescencia de la generalidad de los bolivianos hacia el proceso de transformaciones estructurales que lidera el MAS desde 2006.
“En su inmensa mayoría, los bolivianos hemos optado por decirle sí a este histórico proceso de cambio…  Hay una respuesta totalmente diferente, hay una adhesión”, asegura el legislador.
Mientras que Marcela Revollo, diputada del Movimiento Sin Miedo, sostiene  que no fueron precisamente los “cuadros masistas” quienes  capitanearon  las elecciones en el oriente, sino cuadros ajenos, cuya adhesión se debió al objetivo masista de prevalecer en esa plaza electoral.
“El MAS gana votos pero se adhiere y se asume en los esquemas tradicionales de Santa Cruz para posicionarse. Es una hegemonía parcial porque no va con sus cuadros propios”, arguye la asambleísta Revollo.

 “La apertura en el oriente y la disminución en occidente se debe a que hay referentes, en la expresión de Tuto o Doria Medina, en el campeonato interno de la oposición, que han tenido mayor nitidez ahora que en anteriores elecciones”, plantea a su vez el senador oficialista Martínez

Puntos de vista
Alexis Pérez
Sociólogo y analista
Zona occidental es bastión seguro
El Movimiento Al Socialismo ha trabajado de manera intensa en el oriente. Ha quebrado totalmente la supremacía de los propietarios de Santa Cruz que llamamos oligarquía. De eso no cabe la menor duda. Han logrado penetrar y han hecho lo que hacen los liberales: dar servicios a Santa Cruz. Lo del G77 fue una estrategia.
Suponían que en la zona occidental no hay necesidad, es un bastión seguro. Los campesinos son atrasados ideológica y políticamente como clase. Es una clase que no logra superarse, no logra tener su propio proyecto de clase. Entonces, siguen en una situación “retardataria” y es fácil conducirlos y manejarlos como a uno le parezca. Eso es lo que se ve en los movimientos sociales que  hay en la zona de Chayanta, Lípez, Chichas, etcétera. A todos los dirigentes los manejan como ellos quieren, por eso digo es una “clase borrego”. Por esta razón en la zona occidental ellos (el MAS) tenía

Anuncios

Acerca de Nélida Sifuentes
Dirigenta sindical, política (MAS-IPSP), senadora del Estado Plurinacional de Bolivia (2010-2014 y 2015-2020).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: