Gestión de Urquizu y Arciénega: Sifuentes pide ser más ejecutivos

EXHORTACIÓN

“Pido a las autoridades ser más ejecutivos para demostrar que los compromisos adquiridos en la campaña se pueden concretar”.
Nélida Sifuentes •  Senadora

Primer año de gestión:  Urquizu y Arciénega bajo la lupa

Primer año de gestión: Urquizu y Arciénega bajo la lupa

Por Correo del Sur.

En días más se cumplirá un año desde que el alcalde de Sucre, Iván Arciénega, y el gobernador de Chuquisaca, Esteban Urquizu, asumieron sus respectivos mandatos tras obtener el favor del voto en las elecciones subnacionales con la promesa de que al elegir autoridades de la misma línea política, es decir del Movimiento al Socialismo (MAS), las aspiraciones de desarrollo de Chuquisaca se materializarían y el Gobierno le prestaría a la región la atención que no recibió anteriormente. La situación, sin embargo, dista mucho de aproximarse a los ofrecimientos electorales.

Al cierre del primer año de gestión, en el partido gobernante admiten la necesidad de encarar ajustes y anuncian que el segundo año será de mayor provecho. Analistas coinciden en advertir un letargo de la administración municipal porque no termina de estabilizarse y más bien parece haber sucumbido al mismo ritmo de sus predecesores, así como recuerdan la sombra de la ilegitimidad en la Gobernación, en una segunda gestión que aún deja esperar sus resultados.

Los analistas Franz Flores y Germán Gutiérrez coinciden en que la victoria del partido del presidente Evo Morales en Sucre, por primera vez, se cimienta en la decepción por la forma en que los gobiernos municipales anteriores manejaron la cosa pública.

Concuerdan también, sin embargo, que la empatía generada al calor electoral ha ido sumando críticas, mes tras mes, ante la falta de resultados de gestión. Las redes sociales y los medios de comunicación son también, sin duda, un interesante barómetro político del grado de interpelación ciudadana a la gestión oficialista al mando de las principales instituciones públicas generadoras de empleo y desarrollo en la región.

Dos ejemplos de proyectos que se pensaba podían materializarse en base a un ágil y cohesionado trámite político son la mentada Terminal de Buses y la nueva cárcel de Duraznillos, por citar algunos. Tras un año de gestión, son los ejemplos más emblemáticos del letargo burocrático y el escaso aprovechamiento oficialista de la influencia política en las tres instancias de gobierno: central, departamental y municipal.

Lo que ha frenado en los últimos meses el avance de los dos proyectos citados, así como varios otros en carpeta, es el estado en el que se ha encontrado la administración municipal, argumenta el asesor general de la Gobernación, Yersin Oblitas, tras su experiencia en los trámites institucionales encaminados conjuntamente. Recuerda, por ejemplo, que tras los anuncios de la entrega de un “banco” de terrenos para el emplazamiento de la Terminal, la cárcel, escuelas y otras infraestructuras, por parte de la gestión del alcalde Moisés Torres, la nueva gestión edil no “encontró absolutamente nada”.

“Creemos que hay algunas obras que se han concretado, hay otras que falta todavía. No vamos a poder tapar el sol con un dedo. Hay algunas obras que año tras año siguen en la agenda y nos falta concretar, pero, bueno, todo es un proceso, tenemos que ser autocríticos. Más que el Alcalde es la gente que le colabora en temas de decisión, tenemos que ser más ejecutivos, somos muy burocráticos. Aunque el tema de la administración es siempre muy burocrático, si se quiere hacer las obras más rápido se puede hacer, eso pasa por las personas que están trabajando en las instituciones, los secretarios y pasa por supuesto por la decisión del Alcalde. En el caso del Gobernador hay varias obras que se han ido ejecutando la anterior gestión, ahora se ha visto que se han ido reduciendo los recursos económicos, hay algunos proyectos que se han paralizado”, evalúa la alta dirigente nacional del MAS y senadora chuquisaqueña, Nélida Sifuentes.

Según su criterio, hace falta profundizar la coordinación entre Alcaldía y Gobernación y establecer mecanismos de trabajo y coordinación que aseguren resultados para la población, caso contrario continuar defraudando al electorado puede traducirse en una pérdida difícil de revertir.

En el plano departamental, el Asesor General de la Gobernación admite que el primer año de la gestión del gobernador Urquizu encontró ciertas dificultades en el recorte presupuestario debido a la baja del precio del petróleo a nivel mundial, hecho que también repercutió en la administración pública nacional. Lidiar con proyectos paralizados por falta de recursos y una intensa búsqueda de financiamiento caracterizaron el primer año de gestión, habiéndose recurrido incluso al fideicomiso ofertado por el Gobierno. Así resume el funcionario esta primera gestión que, según su criterio, ya logró estabilizarse para asegurar la ejecución de distintos proyectos de riego, desarrollo productivo e infraestructura, sobre todo.

La primera gestión de la Gobernación (2010-2015) sirvió para generar infraestructura productiva y la segunda priorizará el desarrollo productivo, resume Oblitas al anunciar un periodo de resultados a partir de ahora enfocado en el turismo.

EN LA ALCALDÍA
Los números que el alcalde Iván Arciénega maneja, por otra parte, contradicen toda crítica. Recuerda que la gestión 2015 cerró con un récord en ejecución del 61.67%. También expone que en el primer cuatrimestre de este año su ejecución en inversión alcanzó al 11.7% frente al 8.7% de promedio que acostumbraban anteriores gestiones.

“Evidentemente los primeros meses (tuvimos dificultades). Febrero hasta parte de marzo estuvimos con baja ejecución presupuestaria de inversión, pero al cerrar el cuatrimestre logramos tener un indicador que nos muestre nuestro trabajo en nuestros barrios”, señala y recuerda que el apoyo de organizaciones sociales permitió la aprobación del reformulado presupuestario que tuvo un dilatado trámite en el Concejo Municipal.

El reformulado incluye 120 proyectos para el área rural y unos 300 para el área urbana, entre los que destacan asfaltos, poteos, equipamiento de escuelas, hospitales y alumbrado público, entre varios otros. “El plan que tenemos para la inversión de proyectos para 2016 va a permitir romper un récord histórico; con este documento aprobado nos permitirá engancharnos entre las ciudades más eficientes de Bolivia. En cuanto a ejecución presupuestaria nuestro horizonte es 80%, el promedio histórico es 52.5% de las últimas gestiones. ¿Qué significa 80% en inversión?, significa que estos proyectos para barrios y distritos van a ser una realidad. Tiene importancia tomando en cuenta que en 2016 tenemos casi Bs 400 millones menos de presupuesto, pero haremos más obras que antes”, enfatiza.

La apuesta más cara del Gobierno Municipal es trasuntar la imagen de Sucre en el ámbito internacional como componente que permita potenciar la actividad de servicios turísticos de Sucre. Arciénega abandera la reciente X Cumbre Hemisférica de Alcaldes como el principal ejemplo de la vocación que debe impulsar la región, pese a que el Concejo Municipal cuestiona sus constantes viajes al exterior. “Esta política de internacionalización es fuerte, es una estrategia municipal seria y la vamos a seguir impulsando, sabemos que hay gente que no comprende esto todavía, pero estoy seguro que va a primar más el interés por Sucre y finalmente todos vamos a quedar beneficiados con que Sucre esté relanzándose al tema internacional”, remarca.

Sobre las críticas a su gestión y a los compromisos del MAS en campaña, el también docente universitario y ex rector de San Francisco Xavier señala una fortaleza: la apertura a financiamientos concurrentes con el Gobierno y la Gobernación, un cerrojo que logró destrabarse. “En los cuatro años que faltan de la gestión vamos a ejecutar cerca a $us 380 millones que no son dinero del municipio, sino gestión con diversas instancias del Gobierno y algunos fondos concurrentes con la Gobernación”, refuerza al comprometer más trabajo hacia adelante.

MIRADA EXTERNA
El Alcalde reconoce que su gestión tardó en despegar, pero para algunos analistas incluso no termina de hacerlo, debido, por un lado, a las indecisiones y desatinos del propio Ejecutivo Municipal como a la presión que ejercerían los sectores del MAS por espacios de poder.

“Ante esta debilidad el Alcalde ha optado por realizar acciones que tienen un gran impacto mediático y bajo costo político como la realización de ferias, los encuentros internacionales, las reuniones nacionales, el arreglo de calles, etc., tareas que si bien no dejan de ser importantes, postergan los desafíos estructurales que necesita la ciudad, como ser reordenamiento vehicular, contaminación, transitabilidad de los ciudadanos por las calles, el uso de espacios públicos y el derecho al silencio”, agrega el cientista político Franz Flores con una visión crítica.

El académico añade un factor que tampoco coadyuva al desempeño municipal y es la falta de mayoría en el Concejo Municipal, algo que ya le trajo dolores de cabeza al Alcalde en más de una ocasión. En la otra vereda, el gobernador Esteban Urquizu goza de un mullido colchón político merced a la amplia mayoría del MAS en la Asamblea Legislativa Departamental. “Su relación con el poder Ejecutivo es fluida y su coordinación con los dirigentes campesinos de la FUTPOCH no ha dado muestras de división. Adicionalmente, su gestión ha tenido logros como el aeropuerto de Alcantarí y otras obras que pueden haber mejorado su imagen, sobre todo, en la ciudad de Sucre”, agrega Flores, aunque también recuerda que la imagen de esta autoridad tiene una ilegitimidad de origen al haber sido elegido en primera vuelta, cuando correspondía una segunda, por el anterior Tribunal Electoral Departamental, cuyos miembros luego fueron echados de sus funciones.

HACIA ADELANTE
“Pido a las autoridades ser más ejecutivos para demostrar que los compromisos adquiridos en la campaña se pueden concretar, porque el MAS no es como los anteriores partidos que alguna cosa comprometían y no cumplían. Cuando el Presidente (Evo Morales) algo se compromete siempre lo cumple. Por qué no pueden ser así los alcaldes y gobernadores, lo que se comprometen deben cumplir de la misma manera, tienen que trabajar en la misma línea de nuestro hermano Presidente. Caso contrario vamos a tener consecuencias (políticas) a lo futuro y eso deberían pensar como autoridades para tomar las decisiones”, exhorta la senadora Sifuentes.

Para el ex alcalde Germán Gutiérrez, la falta de sensibilidad de lo colectivo por supuesto impacta en las ejecuciones presupuestarias. “El pronóstico es que a fin de año estaremos peor que antes, con porcentajes (de ejecución) por debajo del 50%, este factor nos impide tener mejor pie de negociación con el Gobierno pues no se puede pedir más si no sabes gastar lo que tienes, parece que nos sobraran recursos, por lo tanto un mejoramiento de las relaciones con el Gobierno es impensable y esta vez por culpa de la conducción regional del MAS”, discrepa al resumir un panorama negativo en la gestión pública de los anteriores años, así como también en la actual.

A su juicio, esta forma de conducir la administración pública no tardará en arrojar consecuencias. “Los pedidos de revocatoria se dejarán escuchar en un clima de desesperanza, pesimismo y nomeimportismo que ha detenido al Departamento, pero sobre todo a Sucre, de estancamiento al retroceso (…). También rebrotarán los discursos radicales y desgarradores de algunos opositores funcionales al MAS que en el pasado tuvieron éxito, sobre todo exacerbando conflictos del pasado del que fueron parte y culpables y de cuya actuación jamás rindieron cuentas. Serán luchas tribales las que reemplacen el debate democrático y político, con un MAS que difícilmente volverá a tener algún éxito electoral”, predice Gutiérrez.

Obras como la conclusión del Centro Internacional de Convenciones y Cultura (CICC), la puesta en operación del aeropuerto de Alcantarí, el Campo Ferial de Lajastambo, entre varios otros de menor inversión, y la promesa de un moderno teleférico, constituyen la principal carta con la que el oficialismo defiende su gestión, sin embargo, hay coincidencia en que todavía es insuficiente.

APOYO AL MAS
Analistas coinciden en que el apoyo electoral que recibió el MAS en Sucre durante las últimas elecciones subnacionales, fue resultado del cansancio de las malas administraciones anteriores.

Alcalde
Iván Arciénega asume un 29 de mayo de 2015
Nuevo periodo
El primer Alcalde del MAS en Sucre promete recuperar la institucionalidad y anuncia un nuevo periodo en la administración municipal.

Gobernador
Urquizu jura por segunda vez un 31 de mayo de 2015
Compromiso
Es posesionado con el compromiso de mejorar su primera gestión y volcar mayor atención a Sucre, bajo la sombra de las observaciones al TED.

Anuncios

Acerca de Nélida Sifuentes
Dirigenta sindical, política (MAS-IPSP), senadora del Estado Plurinacional de Bolivia (2010-2014 y 2015-2020).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: